estás leyendo...
Oír, ver... y contar

La cultura, entre la crisis económica y la revolución digital

Volvemos de la presentación del III Foro de las Industrias Culturales con la sensación de que “ya lo sabíamos” (sí, seguro que tú ya lo sabías), pero no está de más que alguien lo diga en alto en un foro público y amparado por la relevancia del cargo, por la larga experiencia en el sector, por los datos recabados.

La difícil situación económica y el nuevo escenario que dibujan las nuevas tecnologías marcarán el devenir del ámbito de la cultura. Precisamente ambos factores, la crisis económica y la revolución digital suponen una verdadera oportunidad para todas las industrias culturales, que deberán encontrar su sitio en este nuevo escenario.

Abrió la inauguración Nicolás Sartorius, vicepresidente de la Fundación Alternativas, quien destacó que en este III Foro se ha querido unir a todos los sectores y agentes que trabajan en el ámbito cultural, por lo que este encuentro se configura sobre todo como un “ejercicio de inteligencia colectiva“, un punto de intercambio para compartir ideas e inquietudes comunes.

Además, señaló que España sí es una potencia creadora pero que adolece de un aspecto que precisamente precupa a todos los agentes del sector (como más tarde se comentó en la presentación del Informe de la Cultura, como es la proyección internacional, la capacidad de exportar esta capacidad creadora a otros países. Por ello, señaló que sería interesante la creación de una plataforma para la internacionalización de las industrias culturales.

Recordó la importancia de la cultura como creadora de riqueza, puesto que además de suponer el 3% del PIB español, es generadora de empleo. Como dato afirmó que entre el año 2000 y 2008 se incrementó un 34% el empleo en el sector, aunque también añadió que este dato posteriormente no ha sido tan positivo debido a la crisis económica.

Por su parte, Ignacio Polanco, presidente de la Fundación Santillana, añadió que la cultura no sólo es generadora de trabajo y de bienes, como cualquier otra industria, sino que responde a una especial demanda de los usuarios contribuyendo a desarrolla una conciencia en los ciudadanos y a constituir una herencia y un patrimonio.

La crisis, una oportunidad para la renovación del sector

Fue la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien más hizo hincapié en el aspecto que señalábamos al comienzo, la crisis económica y la revolución tecnológica como dos aspectos que marcarán la transformación de la cultura. Recordó que las crisis suponen cambios, un cambio que ya se está además produciendo a causa de la tecnología y que, por lo tanto, los sectores culturales deben renovarse para sobrevivir a la actual situación.

También señaló que si el actual tejido empresarial cultural desaparece y no es sustituido por nuevas empresas culturales más adaptadas a las panorama actual, éstas pueden verse sustituidas por multinacionales o empresas de telecomunicaciones, cuyos intereses son más mercantilistas que culturales.

González-Sinde  afirmó que “hay que mirar al futuro con imaginación y valor”, con coraje para enfrentar los cambios, pero también basándose en un diagnóstico acertado de la actual situación “El nuevo escenario”, concluyó,“debe crear oportunidades de negocio para la cultura.

Se cerró esta presentación con la presentación del Informe sobre el estado de la cultura en España y su proyección en el mundo 2011, a cargo de Enrique Bustamante, del Observatorio de Cultura y Comunicación de la Fudnación Alternativas, y Alfons Martirell, director de la Cátedra Unesco Políticas Culturales y Cooperación de la Universidad de Girona.

Bustamante, que ya lleva tres décadas estudiando la industria de la cultura, destacó que para la elaboración de este informe se han basado en las grandes empresas y sectores del sector, atendiendo a todo el tejido económico del sector: creadores, productores, distribuidores, usuarios…

Como conclusión importante señaló que la cultura se revela como un recurso estratégico fundamental, pero que el sector español se encuentra en la encrucijada de la crisis económica, además afectada por la transición a lo digital y por las políticas públicas, sobre todo por los recortes en los presupuestos de las diferentes administraciones. Destacó que la transición a lo digital supone un problema presente pero es ante todo una oportunidad de futuro.

La internacionalización de nuestra industria cultural

Bustamante hizo especial hincapié en la gran encuesta que se incluye en el informe a los agentes culturales, de la que se desprenden interesante conclusiones, como el optimismo que muestran los creadores ante la capacidad de elección de los usuarios, o el pesimismo sobre el precio justo a los autores, así como sobre la proyección exterior. Se echa en falta una politica pública que exteriorice la cultura española y se hace necesaria una política pública que apoye el sector, que permita potenciar el valor de la cultura, su diversidad, su promoción, etc. Terminó refiriendo a la cultura como una de las bases del estado de bienestar (“es la cultura, estúpido” citó parafraseando la famosa es la economía, estúpido).

Terminó este bloque Martorell comentando que hay un deseo de internacionalización muy fuerte pero que las empresas creadoras no encuentran los canales para la proyección cultural en el exterior. Señaló que no queda claro quién debe ser el motor de la internacionalización, si el sector público (Administración) o privado (usuarios o creadores). Concluyó que en este aspecto, España no puede fijarse en los modelos anglosajones y crear un modelo propio.

Si quieres seguir el Foro en directo, puedes hacerlo desde Twitter o  El País.

Anuncios

Acerca de @snpozuelo

Leo. Escribo. Aprendo. Vivo.

Comentarios

5 comentarios en “La cultura, entre la crisis económica y la revolución digital

  1. Te Felicito por este post. Muestra a los que no pudimos asistir un claro resumen y una directas conclusiones de lo que allí se trató.
    Mi opinión personal es que efectivamente la cultura es algo intrínseco a la sociedad que nos dota de cualidad humana como colectivo y como individuos particulares.
    La situación actual, todos la conocemos. Yo la abordo desde el optimismo de la oportunidad. Las situaciones de crisis nos hacen bajar de las nubes, pero sobre todo avivan el ingenio y la creatividad, de lo que precisamente en el ámbito cultural estamos sobrados.
    Y el ingenio y la creatividad la tenemos que aplicar en posicionarnos como empresas culturales, empezando por creérnoslo nosotros mismos y continuando por hacernos respetar en estos términos, tanto por el resto del sector privado como, y muy especialmente, por el sector público.
    El sector de la cultura es luchador, en su andadura se ha tenido que enfrentar a retos diversos y constantes. Si bien, no es menos que en estos últimos años la administración pública ‘voluntariamente’ ha sumido la cultura en un profundo sopor.
    Ahora es la llamada, es el momento, es la oportunidad. Adaptemos nuestras empresas culturales a las necesidades sociales, a la nueva era digital, a los nuevos canales de conversación con nuestros públicos. Ellos nos marcarán las pautas para adecuarnos a la actual demanda social. Esta es la política que están siguiendo el resto de empresas de los demás sectores, que también se están adaptando sin pereza, sigámosla nosotros también y posicionemosnos donde nos merecemos y debemos estar.
    Ánimo a todos los que pertenecemos a este entorno cultural y hagámoslo por nosotros mismos, vamos a olvidarnos de las administraciones públicas, al fin y al cabo lo único que nos han dado siempre han sido ‘migajas’ ¿realmente las necesitamos? Yo creo que, vamos a por todas ¡¡¡¡

    Cristina M. Ruiz
    Directora · ÑAQUE
    Consultora · MOMENTO dc

    Publicado por Cristina M | 15/11/2011, 21:37
    • Efectivamente, Cristina, es momento de mirar al futuro y utilizar las nuevas tecnologías para superar la crisis que tanto nos afecta. La cultura siempre ha sabido reinventarse; ahora también lo hará aunque no sea labor fácil. Gracias por tus palabras.

      Publicado por spozuelo | 16/11/2011, 10:28
    • ¿Crisis? ¿Qué crisis? ¿De qué crisis en concreto estamos hablando? …Desde que lo conozco, el mundo de la cultura está y ha estado perennemente en crisis… la palabra la llevo oyendo desde los principios… nunca nadie me recibió con un “entra, pasa, me pillas en buen momento económico para apoyar estos tus proyectos culturales…” (Piensen en ello)

      Publicado por Joaquin de Haro | 23/11/2011, 10:32
      • Qué razón tienes, Joaquín… ahora estamos de vacas flacas, pero me temo que nos hemos perdido las gordas!!
        En fin, sigamos nuestro camino y demos a conocer nuestros proyectos y las ventajas que estos suponen para la sociedad, no nos queda otra.

        Publicado por spozuelo | 23/11/2011, 15:34

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Los contenidos audiovisuales españoles, a la conquista de Oriente Medio « Revista Gestión Cultural - 11/12/2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Lo más leído

Nuestras secciones:

¡Gracias por tu visita!

  • 25,449 visitas.
A %d blogueros les gusta esto: